Culturales

Las Vegas: Un Disney para adultos

Las Vegas: Un Disney para adultos

Fegrim

abril 8th, 2019

No comments

La sola idea de visitar Las Vegas “ciudad del pecado” y en ella sus apoteósicos hoteles y casinos, conmueve y lleva al espíritu al culmen de la emoción; todo está lleno de sueños, de interrogantes, de ilusión.Y es que esta es tal vez la palabra que mejor podría describir la ciudad “ciudad de ilusion” ilusiones efímeras, luces de fantasía que revisten cada espacio convirtiendo tus momentos en dimensiones extrañas que te confunden entre sueños y realidad. De pronto te ves inmerso en un mundo mágico en el que la fantasía cobra vida y no quieres perder minuto de esta increíble experiencia. Las calles arropadas con avisos de neón que centellean imparables, te magnetizan y te llenan de energía. Ráfagas de alegría se apoderan de ti, mientras caminas de extremo a extremo en el Strip entre un cúmulo de gente procedente de todo el mundo; gentes que igual que tú, se permitieron vivir esta experiencia; fue tal vez un privilegio de la vida, quizás unas vacaciones para reiniciar y romper con la rutina,para celebrar, conocer, darle sentido a tus días, experimentar o simple y llanamente para disfrutar de la principal actividad del lugar: el juego.

Y aquí vas tú entre la multitud, jamás te has sentido tan feliz y confortado entre tanta realidad profana! Todo el entorno vibra e inexplicablemente te embriaga la alegría de beberte el mundo en pocos días. Cada vivencia impactante! cada impresión visual se queda en la retina; la seducción de la ciudad es tal que la mente se aquieta y te arroja en los brazos de Las Vegas.

Las Vegas, Ciudad atemporal

Por su arquitectura tan joven y a la vez tan antigua, esta es una ciudad única, anacrónica; en la que confluyen espacios temporales y pedacitos de historia, pues es una ciudad diseñada a partir de arquitecturas antiguas, fragmentos de ciudades modernas y milenarias que se replican a la perfección en hoteles y casinos, los que de manera sugestiva te invitan a vivir algo diferente. Ahora sientes que haces parte de un mundo inalcanzable, la ciudad está viva! abre sus puertas y se despliega ante tus ojos. En su base se erigen edificios de imponente figura, titanes que se levantan emulando a Keops, la gran pirámide, trayendo con ella desde tierras extrañas,exóticas y místicas a la majestuosa esfinge de Giza, y ella la de
impecable diseño, la leal custodia, permanece inmutable ligada al hotel piramidal, cuya construcción no tiene precedentes.

Cautiva la romántica Venecia con elementos de absoluta belleza.Entre canciones napolitanas, al ritmo de los remeros paseas en góndolas a través de canales secretos; y ahora haces parte de una pintura vivida, delineada con pinceladas vibrantes y sensibles; es una escena sublime que se quedará en tu corazón y en tu memoria. Quién no quiere una ilusión llena de vida? Podrás viajar en el tiempo a la deslumbrante Roma, caminarás explorando el palacio del César, en medio de columnas y monumentales arcos que se yerguen celosos para proteger a sus dioses; mas cual santuario infiel admitirán que mancilles sus
deidades, las que insalvables quedarán expuestas al deleite de tu mirada y entonces irás reconociendo despacio, sin miedo y sin reparo, la divina silueta; extenderás poco a poco la caricia visual develando
históricos secretos y detendrás el tiempo para que puedan encontrarse lo humano y lo divino en una complicidad espiritual que se eternice en el Olimpo.

Y como en la ciudad que nunca duerme, un trozo de la cosmopolita New York, se sitúa imperiosa, incomparable y esplendorosa con su emblemática dama, quien colosal sostiene en su diestra la llama de la ciencia y la razón.Habla el Mirage en medio del desierto, en él está el edén anunciando vida, cuando asoma con su corazón de inagotables aguas serenas y cristalinas, entre un grupo de palmeras y otras diversidades verdes, todo es diáfano y fresco. Pero al llegar la noche, magnífico grita el coloso de fuego, centinela que con abrasadora pasión aviva su rojo intenso y arroja su grandeza! Todo es ímpetu, magia que se consume a plenitud. Nos quedamos entonces, entre destellos de lucidez y conciencia ante el inolvidable espectáculo que nos regala el manantial del desierto.

Paris; Eiffel firme, impetuosa, sofisticada e insinuante, te seduce con noches pasionales, mientras levanta sus doradas sienes para acariciar el cielo. La tentación y el misterio te arrastran y ella, París, entre comprensiva y curiosa de saberse deseada, te abraza y no
puedes más que contagiarte de furor en una noche de luces fatuas;después de todo, el único requisito será embeberse de placer y algún día, uno no muy lejano, recordar con complacencia y redimir con
olvido los excesos.

Es difícil no arrobarse frente a las aguas danzantes de la fuente que canta, mágico concierto que nos cautiva y que nos deja en suspenso!
Todavía extasiados con la exhibición que nos ofrece en su portada, turistas y locales avanzamos hacia el interior del Bellagio, para deleitarnos paseando a través de sus artísticos jardines;escenario que
se transforma con cada temporada. Los diseños armoniosos que se elaboran con flores de múltiples colores, de manera inigualable, nos recrean en tanto nos relatan infinitas historias; cada obra es un poema para contemplar fascinados e inevitablemente se contagia la serena
alegría.

Quién no querría ser parte de tal inspiración?
Completos y modernos, el Aria y el Wynn ofrecen instalaciones futuristas, elegantes; así como servicios de máxima categoría para los más exigentes y sofisticados visitantes; aquellos que buscan exquisitez y exclusividad, encuentran en estos dos anfitriones un sello de alta gama, fusionando calidad y servicio.
Y entre flamingos rosados, apacible se advierte la imagen de un hotel que permanece en el tiempo, y se aproxima otro más, cuyo rostro es una máscara que camufla la mirada como si no observara, mientras
mordaz dibuja una sonrisa al contemplar la cruenta realidad; muchos de aquellos que llegaron frenéticos, envueltos en una nube de fascinación, pronto se irán dejando atrás un sueño. No habrá manera de relatar lo vivido y ni el más leal de los registros habrá captado con justicia cada lugar visitado, cada momento celebrado; la única aproximación será el recuerdo. Para otros en cambio, aquellos que cayeron en un estado onírico, esos que de manera insensata lo apostaron todo, cuando no lograron refrenar sus deseos de entregarse al azar, el panorama ha cambiado; tímidamente se desdibuja la ciudad, las esplendorosas luces no brillan, ahora encandilan, hieren la pupila, y en medio del bullicio y la euforia de quienes apenas llegan, sus almas abandonan la quimera en un silencioso llanto.

Esta es la ciudad! La ciudad con mayor población flotante, la deslumbrante, la tan anhelada por muchos, la ciudad de fantasía.

Los más cotizados artistas, los mejores espectáculos, la innovación, el show, la banalidad, el brillo, la ostentación; todo en un solo lugar, Las Vegas.

Los más bellos lugares para visitar


Los agrestes paisajes en los alrededores de la ciudad, recrean la vista con una sinfonía de colores que van desde el amarillo ocre, pasando por la gama de rosados y rojos, hasta encontrarse confundidos con
los tonos de café acaramelado. Miles de montañas rocosas en el Valle del Fuego nos deslumbran, pues bien podría tratarse de un paisaje lunar, o del mismo corazón del universo. Y si en la tierra juegan caprichosamente formas y colores, en el limpio cielo se corren las ventanas, se fragmenta la luz para robarse las miradas al abrir la paleta de colores; este es el lugar conocido como Punto del Arco Iris.
Entre las colinas de matizados senderos, corren en libertad traviesas cabras, carneros, caballos salvajes, coyotes y simpáticos conejos; además de otras criaturas que se han adaptado al inhóspito desierto.

A la hora del venado, cuando el sol tamiza sus rayos entre las nubes tiñéndose de coral, se reactiva la vida en la tierra desnuda. Si tienes suerte, podrás ver algún venado que levemente tímido, cruza al otro
lado del camino; observa en silencio y vive en plenitud este placer espiritual al entrar en comunión con la naturaleza. Estupefacto aprecia el más bello milagro en un escenario simple y a la vez lleno de
grandeza, colmado de profundidad muere el día y se oculta el sol; es un momento místico para cualquier espectador, es un instante indescriptible, es un acto de amor universal!

El Red Rock Canyon

Por qué no vivir tu propia historia en el oeste? Este es otro de esos lugares infaltables a la hora de explorar el paisaje circundante. Aproximadamente a 45 minutos de la ciudad, se encuentra el fascinante parque del desierto, en el que moldeadas sobre arena rosa se empinan rocas rojas en oración al mismo sol; son dunas solidificadas y oxidadas por el agua y el tiempo, muchas otras de color marfil, como estatuillas de arena que manos divinas e intangibles suavemente esculpieron para dejar su huella imborrable en el desierto. Lejos de toda vacuidad, podrás caminar sobre esta plataforma natural, cuyos suelos salinos dan cuenta de un océano que hace millones de años se extinguió y ahora escrutable, deja a nuestra vista sus entrañas de árida apariencia, registro del tiempo que forma redes de pequeñas montañas.

Tal vez elegirás dar tu paseo a caballo para observar detenidamente las míticas rocas del oeste, en la
dilatada llanura de frágil arena. Mientras paseas desprevenido, saltará de pronto una juguetona liebre que escurridiza se esconderá entre los pequeños y secos matorrales, para protegerse de la luz y del calor, o te encontrarás en el trayecto con un ave de figura graciosa y menudita que con sus desproporcionadas patas marcará rápidamente el paso por la senda, ignorando tu presencia; pues el correcaminos va siempre en busca de su presa para el consomé del almuerzo, o evadiendo a su eterno cazador, el astuto coyote.

Entre rocas rojas, cactus y la pequeña fauna del desierto, al galope de un corcel avanzarás por el extenso arenal, bajo un cielo infinito que te habla de libertad.

Las siete montañas mágicas; arte en medio de la nada.

Construida con enormes rocas del lugar, en medio de una vasta y árida extensión de tierra, el artista Ugo Rondinone da forma a sus sueños de vibrantes colores, envolviendo en su obra los sueños de los espectadores; quienes al contemplar los tótems flotantes dejamos volar nuestro imaginario, intentando descifrar el mensaje de su autor.

El magnífico contraste de rocas fluorescentes con los tonos marrón, ocre y el verde seco de los matorrales, en un paisaje silencioso y desolado se torna en una imagen elocuente. Estar allí, es estar en
perfecta sincronía entre la naturaleza y el hombre; el hombre que hace presencia con su más sensible expresión, que transmuta y se amalgama con el espacio natural. Piedras de gran tamaño y colorido,están apiladas en dirección al sol, concentrando energía y luz que se revierte y baña el espacio, inmortales elementos naturales de absoluta simplicidad y belleza, que se fusionan con el entorno, ahora
transformando el desierto en un museo de arte rupestre muy particular, uno de puertas abiertas para todos aquellos que transitamos por la interestatal 15. A modo de ofrenda de los caminos a la Tierra madre, pidiendo protección al cielo y desafiando la gravedad se halla la apacheta gigante. Y es que habría que comprender e interpretar la creación artística de increible estructura y cuyo simbolismo podría dar lugar a todo tipo de interpretaciones, ya que la admiración por la destreza del artista, también se proyecta en sensación de equilibrio emocional,, en tranquilidad y en paz mental y de todas maneras en equidad y conexión total con la naturaleza.

Por estas controvertidas experiencias en la eufórica ciudad y en la serenidad de la naturaleza, antójate de venir a visitar Las Vegas y su
armonioso entorno.

En Las Vegas Nevada EE.UU.


En Las Vegas Nevada EE.UU.

Angela Biviana Zapata C.

(((RCCI))) La radio de los colombianos para el mundo.

Deja un comentario